MINDFULNESS

Podemos definir Mindfulness como ““Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar” (Jon Kabat-Zinn). Por lo tanto cuando hablamos de mindfulness nos referimos a dos capacidades que todo el mundo tiene: atención y consciencia.

 

La manera de llevarlo a la práctica es la meditación para lo cual nos servimos de diversas técnicas, como movimiento consciente o yoga, meditación centrada en la respiración, body-scan, etc. Lo que hacemos es dirigir nuestra atención expresamente al aquí y ahora, aceptando el momento presente y sin juzgar. De esta manera, está probado que nuestro cerebro –gracias a la neuroplasticidad, capacidad del sistema de establecer nuevos caminos neuronales -se conecta más fácilmente con las sensaciones de paz y tranquilidad, gestiona mejor las emociones pudiendo conectar más fácilmente con la empatía y la compasión.

Esto es importante en los distintos ámbitos de nuestra vida. Si pensamos en el trabajo, un directivo que practique mindfulness puede responder a la vorágine de estímulos sin perder los nervios y manteniéndose centrado en todo momento. Responde, desde la consciencia y no desbordado por lo emocional, por lo tanto podrá calcular la opción más conveniente a corto, medio y largo plazo manteniendo la calma y el control, pensando en la mejor solución para todas las personas implicadas y no sólo para sí mismo o la empresa.

En el ámbito de la salud mindfulness ha probado tener un enorme éxito complementario a la medicina tradicional en trastornos como el dolor crónico, fibromialgia, TDA, depresión, cáncer, embarazo y parto, etc. En la preparación de las embarazadas, aprenden a respirar y estar con las sensaciones físicas que aparezcan y para

Mindfulness en el embarazo
Mindfulness en el embarazo

poder conectar con la experiencia tal cual es momento a momento, sabiendo que nuestra vivencia del dolor es muy influenciada por nuestras creencias previas, lo que nos han dicho de cómo sería, el diálogo interno o lo que pensemos del dolor del parto.

Mindfulness nos ayuda a trabajar nuestra aceptación de estas circunstancias vitales, cualesquiera que sean, sabiendo que lo único que está garantizado en nuestra vida es el constante cambio.

 

Entre otros beneficios, meditar te puede ayudar a:

Para consultar los próximos cursos de mindfulness puedes mirar la agenda