Skip to main content

TE PREGUNTAS: CÓMO HABLAR DE SEXO CON TU PAREJA…

Si no te sientes del todo a gusto con tu pareja en el tema de sexo pero tampoco te atreves a ser honest@ ¿Piensas que podría enfadarse o que podrías lastimar su autoestima y empeorar la situación? Te invito a quitar el miedo y a expresar tus deseos, preocupaciones y límites.

Te comparto algunos tips para abordar estas conversaciones de manera respetuosa y constructiva:

  1. Elegir un momento tranquilo y privado para tener esta conversación, evitando hacerlo en medio de un conflicto o cuando tu pareja esté distraída o estresada.
  2. Empezar con positividad resaltando lo que disfrutas de tu vida sexual juntos antes de mencionar cualquier cosa que quisieras cambiar o mejorar.
  3. Usar “Yo siento” en lugar de “Tú no haces esto”, opta por “Me siento más conectad@ cuando hacemos esto”, evitando críticas que puedan hacer sentir a tu pareja atacada o inadecuada.
  4. Hablar claro y directo pero con sensibilidad. Evitar rodeos que confundan, con un tono cuidadoso y considerado.
  5. Escuchar activamente lo que tu pareja tiene que decir. Evitar interrumpir y mostrar empatía por sus sentimientos y perspectivas.
  6. Hablar de sentimientos y deseos, no solo de acciones, incorporando cómo te sientes y lo que deseas emocionalmente; fomentando un espacio seguro para expresar las necesidades y preocupaciones de ambos.
  7. Abrirse y comprometerse. La sexualidad de cada persona es única. Han de estar dispuestos a encontrar puntos medios y explorar juntos nuevas posibilidades.
  8. Evitar comparar a tu pareja con experiencias pasadas o con expectativas basadas en lo que ves en medios o escuchas de otros.
  9. Reforzar la Intimidad y la confianza demostrando amor y cariño fuera de las conversaciones sobre sexo. La intimidad emocional a menudo conduce a una mayor intimidad física.
  10. 10.Si encuentran dificultades para comunicarse considera la posibilidad de consultar a una sexóloga.

Mantener viva la llama y el deseo sexual en una relación a pesar de las exigencias diarias como: el trabajo, las tareas del hogar, y la crianza de los hijos puede ser un desafío, pero con dedicación y creatividad es posible.

Recuerda que el objetivo es mejorar la conexión y la satisfacción de ambos en la relación, no solo satisfacer tus propias necesidades o cambiar a tu pareja. Es un viaje de descubrimiento y al abrirnos a este viaje, podemos encontrar una intimidad más profunda y satisfactoria para ¡explorar, comunicar y disfrutar!

Si te ha gustado este artículo, también te podría interesar Relación de pareja. Ejercicio para mejorar la comunicación.